Concursos

Trece empresas interesadas en licitación visitan Fuerte San Lorenzo

Panamá, 26 de octubre de 2019. Unas trece empresas especializadas en restauración de bienes patrimoniales expresaron su interés en participar de la licitación pública para la recuperación del Castillo de San Lorenzo del distrito de Chagres en la provincia de Colón.

Los representantes de las empresas realizaron una visita de campo al sitio del proyecto para conocer detalles sobre las fases del proyecto de restauración que incluyen la construcción de obras generales de conservación y obras civiles; los estudios, el desarrollo y la aprobación de los planos de construcción, así como la puesta en funcionamiento de medidas de emergencia, la aprobación de Planos de Construcción, y Construcción de Obras Complementarias.

La licitación pública internacional ha sido publicada en el portal digital Panamá Compra, en la sección Otras Contrataciones Públicas.

Se informó que se efectuará una siguiente reunión el próximo 29 de octubre de 2019 a las 10:00 a.m. en el Salón de Reuniones Anel Omar Rodríguez, edificio sede del Ministerio de Cultura para absolver y aclarar todas las consultas y observaciones que hagan los proponentes.

Asimismo, el próximo 26 de noviembre se realizará el acto de apertura de propuestas en el edificio sede del Ministerio de Cultura.

El Castillo de San Lorenzo de Chagres forma parte del patrimonio mundial, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la Convención de UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural en 1980 e ingresada en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro en 2012, donde permanece.

Para el ministro de Cultura, Carlos Aguilar, el Estado panameño realiza esfuerzos para la recuperación, restauración y estabilización de esta imponente fortificación, que fue parte vital de las defensas del Istmo de Panamá, específicamente de la desembocadura del Río Chagres que fue el tramo fluvial del Camino de Cruces durante el periodo colonial español.

El Castillo de San Lorenzo El Real de Chagres fue construido desde 1575 hasta 1768, siendo objeto de extensas adaptaciones bajo la estrategia militar española adaptada a las condiciones tropicales panameñas.

En la actualidad el Ministerio de Cultura a través de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico es garante de la protección de este castillo declarado monumento histórico mediante la Ley 68 de 1941. El Patronato de Portobelo y San Lorenzo apoya la gestión gubernamental de estos monumentos.