Imagenes

115 años de la ley que crea El Teatro Nacional

Panamá, 24 de mayo de 1904. Mediante la Ley 52, la nueva República de Panamá ordenó la construcción del Teatro Nacional. Se le comisionó al arquitecto italiano Genaro Ruggieri el diseño del Teatro y del Palacio de Gobierno. La Compañía Duque y Arias se encargó de la construcción y el supervisor de la obra fue el ingeniero Florencio Harmodio Arosemena. Su inauguración fue el 1 de octubre de 1908, coincidiendo con la toma de posesión de Don José Domingo de Obaldía como Presidente de la República.

Conocido como el antiguo Cuartel de las Monjas, ha pasado por varias restauraciones, la última durante el periodo 2000-2004. En sus más de cien años de existencia, las mejores compañías de América y Europa han desfilado por esta emblemática institución panameña y representado en sus tablas grandes clásicos como: Aída, Carmen, Lucía de Lammermoor, la Flauta Mágica y Tosca y Fausto, entre muchas otras obras de arte.

Reconocidas figuras internacionales han hecho de esta su casa, tales como: Margot Fonteyn y Alicia Alonso. Además de los panameños y esposos Nelly y Jaime Ingram, Alfredo Saint Malo, Roque Cordero, Herbert de Castro, Eduardo Charpentier y Carmen Cedeño, brindado su arte a esta institución que hoy es gloria y orgullo de toda la sociedad artística de Panamá.

Avances de su restauración

Con el mismo esplendor de hace 100 años, pero con una moderna dotación técnica que lo colocará a la vanguardia de los grandes coliseos del mundo, el Teatro Nacional, ubicado en el antiguo centro de la ciudad de Panamá, se prepara para acoger una vez más a renombrados y talentosos cantantes, actores, músicos y decenas de grupos tanto nacionales como internacionales.

En 2015 fue clausurado por problemas de deterioro en sus infraestructuras, pinturas y murales, por lo que las autoridades estatales decidieron hacer un proyecto para recobrar la esencia del inmueble, que es llevado por la empresa APROCOSA; que se adjudicó la Rehabilitación Arquitectónica Integral del teatro en el 2017.

César Robles, encargado de coordinar los equipos que han participado en las obras del teatro lírico más importante del país por parte del Instituto Nacional de Cultura (INAC), aseguró que "es la restauración patrimonial más grande del teatro y a la fecha cuenta con un 96% de avance, que comprende la restauración pictórica y la obra civil”.

Destacó que el INAC prevé la apertura para finales de agosto próximo, una vez se culmine la última fase del proceso de rehabilitación.

"Estamos apelando por un público más amplio, nos interesa que el teatro abra sus puertas a mayor cantidad de disciplinas artísticas y por ende más cantidad de público, por eso estaremos programando una serie de espectáculos en diversas áreas", especificó Robles.

Mencionó que los afortunados que acudan a la apertura, en una función solemne, se encontrarán con el recinto casi en su aspecto original, con sus candelabros, sillas y coloridos lienzos.

Hasta ahora se ha invertido 15 millones de dólares, cifra superior a los 11,7 millones pactados al principio. Por el momento continúan los trabajos en el teatro con capacidad para 853 personas, distribuidas en anfiteatro, platea, dos pisos de balcones, foso para la orquesta y una galería.

Así como otros elementos como la fachada compuesta de seis arcadas coronadas. A cada uno de los lados de la entrada se encuentran dos esculturas que representan la musa de las letras y la de la música. Sobre estas se observan seis medallones en relieve que homenajean a las figuras del siglo de oro como: Wagner, Shakespeare, Cervantes, Molière, Rossini y Lope de Vega.